martes, 22 de noviembre de 2011

Sí, prefiero lastimarme antes que no sentir nada en absoluto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario